Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

martes, 29 de noviembre de 2016

Boo - Pico Ranero - Pico Espines - Dolmen del Padrún - Boo


La ruta de los Megalitos del Padrún (PR.AS-266) puede coincidir en buena medida con los pasos de “Una vuelta al pico Ranero” (PR.AS-76) desde Boo. 
Para llegar al inicio de la excursión de hoy doblamos a la derecha en el semáforo de Moreda (por la AS112) y tras cruzar el puente de Villanueva, pasando por Casanueva, Villanueva y Labayos, nos dirigimos directamente a Boo donde acaba la AE2. Un buen aparcamiento delante de la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Boo nos ofrece un buen sitio para dejar el coche todo el día, y desde allí mismo arrancamos a caminar.
Decir que Boo (450 m. de altura), perteneciente al concejo de Aller, nos sorprendió es decir poco. Un pueblo relativamente grande de 7 km. cuadrados, de tipología típicamente minera, de pendientes calles asfaltadas y limpias, y gente amable y parlanchina, ronda los 500 habitantes.
Nos dirigimos a su parte alta, Casas de Puenxo, por estrechas callejuelas, como la denominada “Fíos del Pueblu”, para entroncar directamente con una pista forestal hormigonada por trozos con clara dirección norte.
Por Rotella, hasta La Provia (530 m/a), mantuvimos la dirección, y desde ahí enfocamos al este. Llegados a Las Cruces (682 m/a) conectamos con la ruta Vía de la Carisa o Camino Real de La Carisa. Llevábamos hora y cuarto de marcha por la denominada “Vuelta al Pico Ranero” (PR.AS-76)
Tras pasar por una zona de cabañas, enfocando al sur, comenzábamos a vislumbrar nuestro primer reto, y así, poco a poco, paso a paso, culminábamos el Pico Ranero (1.097 m/a), con caseta y antena a veinte metros de su vértice geodésico en la cima. Tras las fotos de rigor, continuamos hacia el sur, cresteando, para alcanzar otras alturas: como el Pico Espines o Pico Cumbre de 1.183 m/a, con cruz de inoxidable y buzón de cumbres, y otro con piedras apiladas, de 1.175 m/a, cuyo nombre no nos consta.
Observando la verde pradería de la amplia collada a nuestro frente, bajamos  hasta la Campa Espines (1.064 m/a) y el Quentu Les Cruces (1.165 m/a), desde donde nos desviamos para visitar los Megalitos del Padrún de la Vía Carisa. Justo por encima del dolmen se impone alcanzar el que sería el vértice del día, el pico Padrún (1.219 m/a)
Un recreo por la zona de 15 minutos nos despeja para el retorno, de todo descenso, muy muy pendiente en alguna de las localizaciones y/o etapas.
Así pues volvimos a Quentu Les Cruces, pasamos por Carrera (1.050 m/a), Otos (884 m/a), El Faillín (848 m/a), El 11º de Marianes (830 m/a) y el Barrio de Bustiyé (470 m/a). Todo por ancha pista, pero pronunciados desniveles.
Con mirar al suelo y extremar precauciones tuvimos suficiente durante el regreso, por lo que las fotografías, a falta de paisajes, se limitan a bucólicos reflejos de castaños y robles arropando los caminos y a alguna que otra cabaña.
Con poco más de seis horas de caminata, nos vimos de nuevo en Boo, habiendo aprovechado -con tiempo y temperatura envidiables- una jornada montañera por la Cuenca minera del Caudal que recordaremos muchos años.




Distancia: 17,30 km
Desnivel acumulado de subida: 1.025 m
Dificultad: Media-baja
Duración: 6 h 15 m

Descargar el track de la ruta:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/user.do?name=Trotones&id=148551

Subiendo por las calles de Boo

Caborana y Moreda con zoom





Entre nubes, al fondo, El Aramo





No es el día más adecuado para perfilar el horizonte

Vista al sur


Llegamos al Pico Ranero

Ni el Aramo se ve claro

Pola de Lena a nuestra derecha (W)



Vista al norte

(E)

(S)

(W)

Seguimos cresteando al sur

Y llegamos al Pico Espines o Cumbre

El Macizo de Las Ubiñas

Otra cumbre con cota 1.175 m.

Acabamos de pasar la Campa Espines y al frente lo que cresteamos


Al sur destaca el Pico Torres
En la cima del Padrún (Pico Quentu les Cruces)


Y en su base el Dolmen

Bajamos por Carrera

Y retornamos por Otos


 Por Bustiyé

Y junto a la Iglesia de Boo al coche


jueves, 10 de noviembre de 2016

Paseo por El Caminito del Rey



Hacía tiempo que rondaba por nuestras cabezas la idea de hacer un viaje a Málaga para descubrir y disfrutar personalmente del excepcional paraje cual es El Caminito del Rey.
Se trata de un paso artificial construido por el hombre perforando y clavando pasarelas en las paredes del Desfiladero de los Gaitanes, entre los términos municipales de Ardales, Álora y Antequera.
Esta ruta peatonal, abierta al público en 2015, tras más de un año de rehabilitación general, goza en estos momentos de un predicamento turístico de excepcional categoría.
Así pues, aprovechando un viaje por unos días a Aguadulce, Almería, y previa reserva de entradas por teléfono, por poco más de 20 € para dos personas, dimos buena cuenta de la excursión con la ilusión de pasar  unas horas por un paraje inolvidable, y a fe que lo conseguimos en ambos sentidos: culminamos la visita y desde luego será inolvidable.
Concertada previamente una hora determinada de comienzo o acceso a la pasarela, hay que considerar que la distancia entre el aparcamiento donde inicialmente se deja el medio de transporte, habitualmente cerca del Restaurante El Kiosko que sirve de referencia para el Tom-Tom, y el control oficial de entradas (norte), hay 2,7 km. de senda forestal de aproximación, por lo que se recomienda tenerlo previsto para no llegar con retraso a la conformación del grupo. Los grupos, de aproximadamente 20 personas, van saliendo juntos en una sola dirección para que nadie se cruce, de norte a sur, cada 15 minutos.
Entre las recomendaciones de la información prohíben en cierto modo llevar bastones dado que en la mayor parte de la marcha se introducirían entre los tableros de las balconadas del piso. Se obliga por otro lado el uso de casco de seguridad que te proveen en el control de entrada.




Distancia: 7,7 km
Desnivel acumulado de subida: 205 m
Dificultad: Baja
Duración: 2 h 30 m


Aparcamiento frente al El Kiosko desde donde arrancamos a caminar



Senda forestal de aproximación al control de entrada

Embalse de Gaitanejo

El Caminito del Rey fue en origen un pequeño sendero de servicio que atravesaba el Desfiladero de los Gaitanes, elevado más de 100 m. sobre el río Guadalhorce y conectaba las aguas de Gaitanejo con el salto hidroeléctrico del Chorro.


Control de entradas y reparto de cascos


Subestación eléctrica de Gaitanejo

La longitud total del Caminito del Rey es 7,7 km, de los cuales 2,7 corresponden al acceso norte (pista forestal), 2,9 a las pasarelas y 2,1 a la pista de salida por el sur (El Chorro), hasta la estación, donde se toma la lanzadera para el retorno.

Tajos de Almorchón














El Chorro (Alora sur)

Unos autobuses denominados “lanzaderas” prestan servicio a ambas entradas del sendero (paradas Kiosko en la entrada Norte y parada El Chorro-Caminito del Rey en la entrada sur). El coste del billete se incluye en el precio de la entrada y permite retornar cómodamente al origen.

Y volvemos al Restaurante El Kiosko en el autobús lanzadera